viernes, 13 de julio de 2012

Profesionales de las bodas y crisis: cómo evitar pensamientos negativos (y II)


Después de ver cómo la crisis puede influir en el estado de ánimo de los profesionales del mundo de las bodas y cómo los sentimientos negativos nos pueden llegar a paralizar, hoy vamos a completar la lista de los errores más comunes que sesgan nuestro pensamiento. Es muy importante detectarlos para poder corregirlos y evitar sus efectos negativos. Al fin y al cabo, ¡estamos colaborando con el día más feliz de la vida de dos personas! ;)
organizacion_bodas_profesionales


7. Autoexigencias equivocadas: 

¿Cuántas veces hemos pensado “Debería ser tan buen fotógrafo como Fulanito?”. Son pensamientos rígidos formulados en términos de  “debería ser y no soy” que lo único que hacen es minar nuestra autoestima. ¡Olvídate de Fulanito y saca lo mejor de ti!


8. Pensamiento dogmático

No admitimos los errores ni otros pensamientos que no tengan que ver con las propias razones que se ofrecen para justificar algo bajo una interpretación de los hechos totalmente subjetiva como es la propia. Frases tan “razonables” como “Si lo sabré yo”, “Yo sé bien lo que digo”, o “No me cuentes nada” son ejemplos de ello. ¡Abre las orejas y la mente! Es mucho más productivo.
organizacion_bodas_profesionales
Si escuchas a los demás puedes aprender cosas muy provechosas



9. El carro de las culpas

Se da cuando nos empeñamos en que algo es culpa nuestra, a pesar de los hechos. “No sé qué me ocurre, ¡no vendo nada!” o “Cada día lo hago peor” son ejemplos de este error, ya que no se tiene en cuenta que cada vez hay menos clientes y a estos les cuesta más rascarse el bolsillo. Es mejor que analices hechos medibles y busques la manera de adaptar tu manera de trabajar (¡y tus expectativas!) a la nueva situación.

10. Magnificación o minimización

Aumentamos los fracasos y minimizamos los éxitos. “Esto es un auténtico desastre”, “De esta no salimos”, “Este cliente ha aceptado de chiripa” son pensamientos que debes sacudirte de tu cabecita a la voz de Ya!
organizacion_bodas_profesionales
Guarda esa horrible lupa! Ni todo es tan bueno, ni todo es tan terrible...


11. Descalificar lo positivo 

Es parecido al anterior error. Consiste en transformar experiencias positivas, dándoles la vuelta, en negativas. Ejemplo: “- ¡Qué bien has montado ese ramo de novia! – Qué va, es que este tipo de ramos ya los hago con los ojos cerrados”. ¡Pues hasta para hacer ramos bonitos con los ojos cerrados hay que tener arte!

12. La teoría de la conspiración

Si tendemos a ser suspicaces e imputar intenciones maliciosas a lo que dicen o hacen los demás. Por ejemplo, si el jefe dice “Debemos ser cuidadosos en el servicio de las mesas”, el empleado piensa “Seguro que eso va porque derramé unas gotas de vino en una mesa en la boda del sábado pasado”.

Lo primero que debes hacer para modificar tu modo de pensar y reorganizar las emociones de manera que no sean destructivas es identificarlas. Busca las emociones o estados emocionales que te han provocado una mala situación. Entonces, trata de regular esa emoción y reflexiona con un poco de perspectiva. Esto te ayudará a conseguir tus objetivos. Y a que tus clientes consigan, con tu ayuda, su día más feliz ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...