jueves, 7 de junio de 2012

Si no tienes nada inteligente que decir… cuatro líneas rojas en redes sociales




Si no tenemos nada inteligente que decir,
es mejor que nos callemos.
Esta semana nos hemos encontrado con una denuncia de Karen, responsable de Bodas Deluxe, un negocio de wedding planning (si no conoces su blog, haz click aquí, ¡es fantástico!. También lleva este otro). Karen, que es una profesional muy respetada y además una importante influencer en redes sociales, se mostraba indignada porque una empresa había tomado una foto de uno de los trabajos que ella había realizado para hacerlo pasar como suyo.

A nadie se le escapa que hacer eso no sólo es poco profesional, sino que además es muy poco ético. En cualquier caso, concediendo el beneficio de la duda, ya que cualquiera puede cometer un error sin pretenderlo, Karen pidió a esta empresa que retirara la imagen. La empresa lo hizo, pero cometió un segundo error: en lugar de disculparse e intentar entablar una buena relación con una profesional reputada, Karen asegura que le respondieron lo que sigue:

"si no quieres que te las copien ponle copyraiht y si no no las subas a internet, pero no te preocupes que ya la borro, estaras muy aburrida para ponerte asi por una foto, si no siquiera trabajamos en el mismo area.
suerte"


error internet redes sociales

NOOOOOOOOOOOOOOO!!! MAAAAAAAAAAAAALL!!! BIG FAIL!!!!


¿Qué hizo Karen a continuación? Pues lo evidente: comentar lo ocurrido con sus 900 y pico seguidores en Facebook y sus 800 y pico en Twitter. En definitiva: una publicidad “estupenda” para una empresa a la que le sobró un punto y medio de soberbia, sobre todo teniendo en cuenta que Karen estaba dispuesta a dejar el incidente en privado.

Por favor, si tienes un negocio de bodas y quieres aprovechar la oportunidad que te brindan Internet y las redes sociales para promocionarlo, estas son las cuatro líneas rojas que nunca debes cruzar:

1.- No pongas imágenes del trabajo de otros como si fueran tuyas

Está feo, no: lo siguiente. Es muy difícil hacerse un portfolio cuando un negocio está arrancando, pero nunca puedes hacerlo a costa de otros. Para eso está la palabra “inspiración”: puedes mostrar imágenes de trabajos de bodas que te inspiran para que los novios sepan cuál es tu estilo. SIEMPRE pide permiso antes de hacerlo y SIEMPRE menciona de dónde procede la imagen.
INS-PI-RA-CIÓN es la palabra mágica.
Foto: Brian Dorsey Studios en Martha Stuart Weddings.


2.- Si cometes un error, NUNCA te dejes llevar por la soberbia

A todos nos escuece un poquito que nos pillen en una falta y es fácil que la persona afectada se muestre molesta por ello. La HUMILDAD es el mejor camino en estos casos. Una disculpa no sólo puede ahorrarte un enfrentamiento con un influencer del que siempre saldrás malparado, ya que su poder para amplificar una crítica es impresionante. Una disculpa puede incluso abrirte las puertas a una relación cordial que puede llevarte a una colaboración provechosa con otro profesional del mundo de las bodas.
En redes sociales manda siempre la cortesía.


3.- Sé amable y comunica en positivo

Un “sí” siempre es mejor que un “no”. Grábatelo en la cabeza. Y piensa que si no hubiera habido un “sí” previo entre dos personas, seguramente tú no tendrías trabajo ;)

Foto vía etsy.com

4.- Si recibes críticas, no te lo tomes como un ataque personal

Esto son negocios, no estamos hablando del rosario de tu abuela. Si alguien te critica, puedes responder con educación si no estás de acuerdo con lo que dice. O puedes hacer ejercicio de autocrítica y valorar si efectivamente tiene razón. Las críticas son oportunidades estupendas para aprender de los errores y crecer como personas y como profesionales. Si hablamos de trolls que se dedican a criticar por diversión, lo mejor es ignorarles. Normalmente se acaban aburriendo.

¿Habéis tenido alguna vez una crisis por no haber observado alguna de estas normas? ¿Qué creéis que se podría hacer para poder evitar estas situaciones? ¿Añadiríais alguna otra línea roja a las expuestas?

2 comentarios:

  1. Cuando se pierden los valores fundamentales, como le está pasando ala sociedad española, "todo vale". Y hay que enseñarle a la gente que "no todo vale", porque el respeto a las personas y, por ende a su trabajo, están por delante de cualquier otra cosa.

    En los inicios de mi andanza blogguera, puse una imagen, que una chica de otro blog me reclamó de muy malas maneras -yo desconocía qué era creative commons y demás-. A pesar de sus malas formas, yo le pedí disculpas y le ofrecí dos soluciones: Retirar la imagen o mantenerla con un enlace a su blog. Eligió esta última.

    No obstante, esto siempre ha existido, pero con el auge de las redes y la falta de escrúpulos ha ido creciendo y/o se nota más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El respeto a estas normas "no escritas" es fundamental para un buen desarrollo de nuestra actividad en la red, tened muy en cuenta que TODO lo que pongamos en mensajes, queda por escrito y es fácilmente trasladable a otros ámbitos con un simple "corta y pega", de forma literal...

      Además, si nos hemos ganado una buena reputación como profesionales, por un trabajo bien hecho, por nuestra calidad, por nuestro buen trato, etc... no lo echemos por tierra todo por una simple rabieta... y más cuando con una conversación educada pueden solventarse el 99,99% de las situaciones de este tipo.

      Lo mejor, a mi entender, es ser siempre UNO MISMO, tanto con los clientes, como con otros profesionales (al final todos somos compañeros en el mismo barco) porque si se miente una vez, es muy dificil no tener que seguir mintiendo siempre.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...