martes, 29 de mayo de 2012

El reto de una boda hispano-japonesa y la ceremonia Shinto del San San Kudo

Hay bodas que son auténticos retos para un wedding planner. Y hay wedding planners que se crecen ante los retos :D Nuestra Rocío, de Luz Verde Eventos, es una de ellas.Por eso el día en que un chico español y su novia japonesa se sentaron a hablar con ella porque querían celebrar su boda en España sin que faltara un sólo detalle. ¡Ah! Y que se enteren de todo los familiares de Japón del pueblo, que también vienen a celebrarlo con nosotros. Rocío no se lo pensó y les dijo...



A lo que ellos contestaron, por supuesto, que sí :D Así que se pusieron manos a la obra y entre los tres consiguieron realizar una boda en la cual se mezclaron las tradiciones españolas con las japonesas cuidando hasta el último detalle. Mirad qué pasada de invitaciones. Lo bueno de ellas es que se juega con el concepto japonés del videojuego que inunda occidente desde hace muchos años. Esta circunstancia lo dota de un gran significado tanto para los invitados orientales como para los españoles:




La boda resultó ser todo un éxito porque Rocío es, ante todo, una gran escuchadora. Es decir: tiene en cuenta los deseos y las orientaciones que le aportan los novios, lo cual le facilita muchísimo el trabajo, sobre todo en casos como este, en los que la diferencia de costumbres, idioma, etc. suponen un fuerte reto.

El primero de ellos: ¿cómo integrar a los invitados japoneses y hacer que se sientan como en casa? Hablar su idioma, en este caso, es indispensable, máxime cuando es la propia wedding planner la que va a oficiar la ceremonia. ¿Cómo lo consiguió Rocío? La novia le indicó a Rocío qué debía decir para dar la bienvenida a los invitados japoneses y agradecerles su presencia y Rocío, simplemente, lo memorizó. No fue necesario apuntarse a la escuela de idiomas: ¡la propia novia tenía la solución! Además, en cada silla los invitados tenían un pergamino con  todo el guión de la ceremonia escrito en japonés y en castellano.
Ceremonia San San Kudo boda japonesa


La boda estuvo llena de detalles, pero vamos a hablar del más emocionante: la ceremonia Shinto del San San Kudo, llena de simbolismo. San San Kudo significa "tres-tres-nueve"; tres representa el Cielo, la Tierra y el Ser Humano. El número impar tres es indivisible y el nueve es el máximo del  número impar.
Ceremonia San San Kudo boda japonesa


A través de este ritual se manifiesta el deseo de máxima felicidad y eterna unión de la nueva pareja, para lo cual se prepara una serie de tacitas (en japonés sakazuki): grande, mediana y pequeña montadas
una sobre otra, y en un determinado orden los novios beben sake. Esta ceremonia emocionó por igual a los invitados japoneses y a los españoles, por su delicadeza y simbolismo.

¿Qué os ha parecido esta ceremonia? ¿Habéis tenido alguna vez el reto de organizar una boda en la que hubiera que mezclar dos culturas tan distintas? ¿Vuestra propia boda contará con mezcla de tradiciones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...