lunes, 7 de mayo de 2012

El detallito amargo de la novia ideal-de-la-muerte

Hoy es lunes y a todos se nos hace cuesta arriba la semanita que comienza. Así que nos parece un día perfecto para inaugurar sección en el blog. Nos vamos a marcar una sesión de cotorreo, que no requiere un desgaste exagerado de neuronas, pero siempre ayuda a ponerse a tono, más aún si estamos en la fase de organizar nuestra boda. Así que nos hemos lanzado al Vanitatis y al cafelito para superar todo esto. Y nos hemos encontrado con un detallito amargo como un expreso requemado.
De momento no han arrancado con mucha fuerza las bodas de famosos (salvando la "megaíntima" de Martita Ortega, claro) pero la semana pasada, la prensa del corazón recogía una capaz de levantar el PIB de cualquier país. Y es que, en Palma de Mallorca, se prometían comer perdices para siempre la vicepresidenta del grupo Iberostar e hija de sus papás Sabina Fluxá y un chico apellidado Fierro March. Casi ná.
Los dos novios muy ideales, de boda de Telva Novias, con invitados de relumbrón como Alejandro Agag, Anita Aznar y su hermano mayor, ese que se casó en diciembre. Que por cierto, hay que ver a Anita Aznar: ¡cuatro cachorros y está como el palo de una escoba!
O Jaime de Marichalar, cuya combinación de camisa y corbata había que mirar con gafas de 3D.
Y esta invitada tan ideal que no sabemos quién es, pero que nos ha encantado. Aunque ojito al escote... Los monaguillos se debieron quedar bizcos ;)
Bueno, a lo que íbamos. Todo muy ideal. Iglesia, ideal. Familias, ideales. Invitados, ideales. Niños de arras, ideales. Todo por el libro. Pero... ¡ay! Cuando nos fijamos en el escote de la novia...
Se trata del típico detallito que desmerece un look ideal-por el libro-de la muerte de una novia que probablemente se ha pasado mucho tiempo preparando con esmero. Si tu escote no es tu fuerte, es mejor que no te empeñes en ponerte un vestido que hace que parezca que llevas el pecho a la altura de la cintura. A nosotras se nos ocurren 1.500 escotes que le favorecerían el doble.
Se trata de algo de lo que pecan muchas novias. En ocasiones nos empeñamos en ponernos el vestido que tenemos idealizado, sin importarnos si el corte, el escote, el velo... nos sientan como un tiro. Lo importante, siempre, es buscar lo que nos queda bien a nosotros... aunque no coincida con lo que le queda bien a Ariadne Artiles ;)
Feliz semana y... que el café nos acompañe!!!

Las fotos son de Vanitatis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...